Ciberseguridad preventiva ante fraude bancario

La noche del 11 de diciembre de 2018, el programa periodístico chileno Informe Especial, emitió un reportaje acerca de la ciberseguridad bancaria en Chile. Dejando de lado las implicaciones legales tocadas en este programa, queremos nombrar los principales métodos de ataque a los cuales los clientes son expuestos, y algo en lo que nos gustaría profundizar: como evitar ser víctima.
Este tipo de estafas consiste en utilizar los medios tecnológicos e imagen de una institución financiera con tal de usurpar los datos personales y claves de acceso del cliente y de esta forma realizar movimientos bancarios como giros, transferencias, uso de tarjeta de crédito, etc. que beneficien al ciberdelincuente. Si años atrás era utilizado el método conocido como “el cuento del tío”, hoy este cuento aparece en forma de correos electrónicos, llamadas telefónicas, publicidad malintencionada en algunos sitios web, aplicaciones de celular intervenidas y otras.
La base de la protección para el usuario cliente de un banco es la desconfianza, no confiar en contactos inesperados, correos que nos solicitan algo, sitios bancarios inusuales y llamadas de ejecutivos con asuntos que atañan directamente a la cuenta y requieran demasiada información.
Llamadas telefónicas
Supongamos esta situación: Usted recibe una llamada telefónica de una persona que se identifica como “ejecutivo” de su banco; éste le indica que han detectado intentos de intrusión en su cuenta y que necesita que repase sus claves de acceso para garantizar que sólo usted tenga acceso a su cuenta. Luego de un largo discurso y verificación de datos, le solicita “el código de 3 dígitos de la parte anterior de su tarjeta de crédito”.
Listo, con este código mas toda la información recopilada previamente por estos delincuentes, tienen el uso absoluto de su tarjeta de crédito en medios digitales, ya que cuentan con toda la información para por ejemplo, realizar transacciones en linea con su dinero… el cual va a parar a manos de ellos.

Debemos siempre tener la claridad de que un agente bancario jamás le pedirá un dato confidencial como lo es éste código de 3 dígitos – código de seguridad- o una clave de acceso ya sea telefónica, de sitio o pin pass de tarjeta.
Correos electrónicos
Una de las formas mas frecuentes no sólo de estafa bancaria, pero además robo de contraseñas, instalación de malware, secuestro de archivos -ransomware- entre otras.

Usualmente una de las formas de ataque via correo electrónico es la llamada “phishing”, la cual consiste en un correo electrónico malicioso que simula ser de la entidad financiera a la cual suplanta. El contenido de este tipo de correos invita al usuario a hacer click en un vínculo que lo lleve al sitio del banco, cuando en realidad se trata de un sitio malicioso diseñado para engañar al cliente y obtener sus claves de acceso, también puede significar la descarga de malware espía con el mismo objetivo u otro con peores consecuencias.

WhatsApp, Facebook, Instagram, etc…
El mismo método de estafa es replicado mediante aplicaciones de mensajería instantánea y redes sociales, siempre debemos sospechar de un mensaje inesperado que contenga un link para visitar una página que no sabemos que es, sobretodo si proviene de un contacto desconocido.

Aplicaciones móviles
Estas estafas cibernéticas generalmente tienen una preparación planificada previamente y constan de varios pasos, en uno de estos métodos consiste en crear una aplicación móvil fraudulenta, que por citar un ejemplo: proporcione monedas infinitas en CandyCrush.

Este tipo de aplicaciones son publicadas frecuentemente en sitios de descarga de aplicaciones ya sean oficiales o alternativos, además muchas veces el objetivo de éstas es la infección del dispositivo del usuario con algún malware espía que puede capturar las claves de diversos servicios (no sólo bancarios). Un ejemplo es el troyano que afectó a PayPalhttps://www.helpnetsecurity.com/2018/12/12/android-trojan-paypal/
Consejos
Para resumir las medidas básicas de precaución que deben tener los usuarios para prevenir ser víctima de fraude cibernético:
Verificar que estamos accediendo efectivamente al sitio del banco del cual somos clientes, éste debe ser el que ingresa habitualmente y no contener nombres extraños.
Además verificar que aparezca el indicador de que se visita una página segura (aunque esto no garantiza la total seguridad de que sea la página que deseamos).
Jamás entregar datos personales de forma telefónica al recibir llamadas inesperadas de supuestos “ejecutivos bancarios”. Para su seguridad, contacte usted a su ejecutivo de cuenta inmediatamente si sospecha de algo.
No dar click a hipervínculos recibidos por cualquier medio y de forma inesperada, con nombre sospechoso, por ejemplo

https://fkadkfhaas.banco.xyz.com.estoesfalso

o similares.

Descargar sólo las aplicaciones móviles legítimas de las tiendas oficiales de aplicaciones por plataforma: GooglePlay y AppStore.
Ante la duda, ¡absténgase!
Estos consejos no sólo lo ayudarán a prevenir el fraude bancario, también es válido para evitar el robo de su información en diversas plataformas, como además la infección por malware.
La ciber-higiene debe ser un tema de concientización transversal entre los usuarios con los servicios que utilizan, existen muchas recomendaciones de seguridad relacionadas. De forma global y específica seguiremos entregando guías como esta.