Google v/s Huawei

Este fin de semana se conoció que la empresa estadounidense impedirá al mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo el uso de algunas actualizaciones dentro del sistema operativo Android.
Los nuevos teléfonos inteligentes de Huawei también perderán el acceso a algunas de las más populares aplicaciones de Google.
La medida se da a conocer después de que la administración del presidente Donald Trump agregara a Huawei a una lista de compañías con las que las empresas estadounidenses no pueden negociar a menos que tengan una licencia especial.
En un comunicado, Google dijo que estaba “cumpliendo con la orden y revisando las implicaciones”.
Huawei, por su parte, dijo que continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos los teléfonos inteligentes y tabletas Huawei y Honor ya vendidos o que se encuentran en stock en todo el mundo.
“Continuaremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible, con el fin de proporcionar la mejor experiencia para todos los usuarios a nivel mundial”, agregó la empresa.
En una rueda de prensa, el gobierno de China dijo que “apoya a la compañía relevante [Huawei] en la defensa sus derechos legítimos de acuerdo con la ley”.
Huawei todavía puede usar la versión del sistema operativo Android disponible a través de una licencia de código abierto.
Por su parte, los usuarios que hoy tienen un Huawei van a poder seguir usando Google Play (descargando apps). “Estamos cumpliendo con la medida del gobierno y analizando sus implicaciones. Para los usuarios de nuestros servicios, Google Play y las protecciones de seguridad de Google Play Protect siguen funcionando en dispositivos Huawei”, aseguró un vocero de Google a iProUP. Sin embargo, los nuevos teléfonos de Huawei, si la medida del gobierno de US se mantiene así, no van a salir con las apps del desarrollador de Android. Pero para los actuales no hay problema con usarlas o actualizarlas.
Intel, Qualcomm y Broadcom son otras de la empresas norteamericanas que obedecieron la prohibición del gobierno norteamericano de hacer negocios con el gigante chino. Si bien Huawei posee sus propios módems y procesadores, la ruptura con los tres fabricantes de chips más grandes a nivel mundial sin duda afectará a sus dispositivos.
El analista de Rosenblatt Securities Ryan Koontz dijo que Huawei podría quedar “gravemente paralizado” si no cuenta con estos “componentes clave de Estados Unidos”, aunque se cree que la firma china tiene algunas reservas.
Fuentes: